PROTOCOLO DE BUEN TRATO

PROTOCOLO BUEN TRATO PARA LA COMUNIDAD DEL JARDIN INFANTIL Y SALA CUNA ALTOS DE MILI PILI

Presentamos a nuestra comunidad educativa las Políticas de buen trato y Protocolo de protección para posibles casos de abusos, el cual es sin duda es un instrumento muy importante que apoyará nuestro proceso educativo y establece los límites en los cuales se debe enmarcar una sana convivencia al interior del jardín.

OBJETIVO GENERAL
Establecer en nuestro establecimiento el buen trato hacia los niños y niñas como condición indispensable en un servicio educativo de calidad, fundado en el interés superior de niños y niñas.

OBJETIVOS ESPECIFICOS
• Promover el buen trato en todos los miembros de nuestra comunidad educativa (párvulos, familias y equipo de trabajo).
• Prevenir el maltrato infantil a través de estrategias de intervención educativas que eviten la vulneración de los derechos de niños y niñas.
• Intervenir en casos de vulneración de derechos a través de la coordinación con las redes institucionales pertinentes.

Para llevar a cabo este Protocolo se proponen estrategias metodológicas para trabajar en política de buen trato y protección de abuso sexual con los tres estamentos presentes en el establecimiento: párvulos, familia y equipo de trabajo.

PARVULOS

OBJETIVO GENERAL
Promover el buen trato hacia y entre niños y niñas en el Jardín potenciando un entorno favorable para su desarrollo integral.

OJETIVOS ESPECIFICOS
• Conocer sus características personales, valorando la diversidad y diferencias de cada uno.
• Conocer las pautas de crianza en los hogares para contar con un marco común para la promoción del buen trato.
• Enseñar gradualmente a los párvulos sus derechos de manera lúdica.

ACTIVIDADES
• A través del tema de interés descubrirán características personales y de otros y la importancia del respeto y la diversidad.
• Se realizarán juegos simbólicos en los cuales se caracterizarán como sus compañeros y adultos cercanos
• Las educadoras y técnicos enseñarán los derechos de los niños y niñas a través de cuentos, títeres y otros.
• En el tema de “Los valores” se expondrán láminas donde se destaquen los valores más importantes de nuestro Jardín.
• Incentivar en cada actividad la resolución no violenta de los conflictos por medio de canciones, cuentos, títeres.

FAMILIAS

OBJETIVO GENERAL
Fortalecer el protagonismo de madres, padres y apoderados en las actividades del jardín como parte integrante del proceso educativo, orientándolos en el concepto del buen trato y promover relaciones sanas.

OBJETIVOS ESPECIFICOS
• Generar espacios para la interacción con las familias y conocer las pautas de buen trato en los hogares.
• Fortalecer el trabajo con las familias para la prevención del maltrato.

ACTIVIDADES
• Realizar talleres de apoyo por especialistas en el tema (sicóloga), Tener en nuestra página artículos relacionados.
• Efectuar entrevistas con los apoderados para conocer las pautas de buen trato en los hogares y revisar los aspectos que pueden ser modificados en pro de un desarrollo sano de los párvulos.

TEMAS: Vínculo afectivo/ Buen trato/ Apego seguro
• Información a los apoderados en reuniones de apoderados del Protocolo de buen trato y Protección ante situaciones de abuso.
• Difundir información referente al buen trato y maltrato infantil de distintas entidades (JUNJI, Ministerios, PDI)
• Y de especialistas en el tema mediante papelería.

EQUIPO DE TRABAJO

OBJETIVO GENERAL
Generar y fortalecer el buen trato entre el equipo de trabajo y en el trato con los niños y niñas.

OBJETIVOS ESPECIFICOS
• Incorporar el eje del buen trato en la selección del personal.
• Capacitar al equipo de trabajo sobre el tema del buen trato en las relaciones interpersonales.
• Promover un ambiente de trabajo favorable.

ACTIVIDADES
• Realización de Talleres y jornadas de reflexión para capacitar al equipo de trabajo sobre la importancia del Buen trato.
• Entrevistar al nuevo personal e identificar la relación familiar para conocer los conceptos de buen trato.
• Realización de actividades extra programáticas para el equipo de trabajo (cumpleaños, almuerzos, reuniones técnicas)
Las relaciones entre adultos son modelos para la relación entre niños y niñas.

MEDIDA DE PROTECCION ANTE SOSPECHAS O DENUNCIAS DE ABUSOS INFANTILES
Como establecimiento consciente de que nuestros niños y niñas merecen todo nuestro respeto y valoración, debemos estar siempre atentas para que no se produzcan conductas abusivas o de malos tratos al interior de nuestro Jardín que lesionen el buen desarrollo y crecimiento de nuestros párvulos, es por este motivo que hemos creado un Protocolo de Protección ante Maltrato Infantil.
Para comenzar debemos clarificar y unificar los conceptos básicos más importantes sobre maltrato infantil como definición y tipología (Maltrato físico, emocional y sexual).

DEFINICIÓN DE MALTRATO INFANTIL
Consideramos maltrato infantil cualquier acción u omisión, no accidental, por parte de los padres, madres, cuidadores/as o terceros que provoca daño a la salud o desarrollo sicológico del niño o niña.

CLASIFICACION DEL MALTRATO INFANTIL
Maltrato físico: es cualquier acción no accidental por parte de los padres, madres o cuidadores/as que provoque daño físico o sea causal de enfermedad en el niño/a o lo ponga en grave riesgo de padecerla. La aflicción de daño físico y dolor puede tener distintos propósitos, incluso aquellos validados socialmente como corregir o controlar la conducta del niño o niña. Por tanto, conductas constitutivas de maltrato físico son el castigo corporal, incluyendo golpes, palmadas, tirones de pelo, palmaditas, empujones, azotes, zamarrones, pellizcos u otras medidas que causen dolor o sufrimiento físico.
Maltrato sicológico: consiste en la hostilidad hacia el niño o niña manifestada por ofensas verbales, descalificaciones, críticas constantes, ridiculizaciones, rechazo emocional y afectivo.
También se puede incluir la falta de cuidados básicos, ser testigo de violencia, discriminación sufrida en razón de raza, sexo, características físicas, capacidad mental. Algunos ejemplos son el lenguaje con groserías o que menoscabe al niño o niña, cualquier forma de burla, humillación pública o privada, incluyendo amenazas de castigo físico, cualquier forma destinada a aterrorizar o aislar a un niño o niña, sanciones o castigos que impliquen el retiro de alimentos, descanso o prohibición de acceso a servicios higiénicos o encuentros con su familia.
Maltrato por abandono o negligencia: se refiere a situaciones en que los padres, madres o cuidadores/as, estando en condiciones de hacerlo, no dan el cuidado y la protección tanto física como sicológica que los niños y niñas necesitan para su desarrollo. El cuidado infantil implica satisfacer diversos ámbitos como son el afecto, la alimentación, la estimulación, la educación, la recreación, la salud, el aseo, etc.
Agresiones de carácter sexual: definidas como cualquier tipo de actividad sexual, tales como Insinuaciones, caricias, exhibicionismo, voyeurismo, masturbación, sexo oral, penetración oral o vaginal, exposición a material pornográfico, explotación y comercio sexual infantil, entre otros, con un niño o niña en la cual el agresor/a está en una posición de poder y el niño o niña se ve involucrado en actos sexuales que no es capaz de comprender o detener. Las agresiones sexuales incluyen el abuso sexual, la violación, etc.

Identificación de factores de riesgo
Se considerará que un párvulo o lactante está posiblemente siendo víctima de maltrato infantil si cumple con uno o más de los criterios detallados a continuación del presente protocolo.
En general ninguno de estos signos por si solo demuestra o prueba que el maltrato infantil está presente en el hogar del párvulo o lactante. Cuando aparecen en forma repetitiva o se combinan entre sí, es mucho más probable que el menor esté siendo víctima de maltrato. Sin embargo hay signos cuya sola presencia requieren un seguimiento específico por parte de la educadora de sala, para realizar la denuncia pertinente, como por ejemplo si el menor reporta maltrato físico, abuso sexual o llega con algún hematoma o lesión que señale ser producto de un maltrato.
El equipo pedagógico (educadoras y técnicos) del establecimiento está informado sobre los signos de maltrato infantil de manera que se puedan activar el resto de los pasos del presente protocolo. Si alguna de las tías detecta que un caso cumple con los criterios descritos a continuación, deberá informar de inmediato a la Dirección del Jardín Infantil para tomar las medidas pertinentes ( Revisar el caso son las educadoras, entrevistar a los padres o apoderados, denunciar a los organismos pertinentes)

A) SIGNOS DE MALTRATO EMOCIONAL
Este tipo de maltrato incluye conductas de adultos que perjudican sistemáticamente la autoestima de los niños/as como rechazarlos, aislarlos, amenazarlos, privarlos de afecto o de estimulación del aprendizaje o exponerlos a situaciones de violencia. Algunos signos son:
• El párvulo muestra comportamientos extremos, algunas veces una conducta que requiere llamados de atención y otras pasividad extrema.
• Cambio a una conducta más agresiva, como golpear a sus pares o tías, destruir juguetes u objetos de la sala, lanzar objetos para golpear a otras personas, autoagredirse (golpearse en la muralla o con objetos), morder a otros párvulos
• El párvulo asume roles típicos de adulto (como por ejemplo, cuidar de otros niños) u otras demasiado infantiles para su edad
• Muestra un desarrollo físico o emocional retrasado
• Desmotivación para participar en las actividades del Jardín y o jugar con sus amigos, cuando antes se interesaba normalmente.
• Cambios en los ciclos biológicos; falta o exceso de apetito, dificultades para dormir como pesadillas o temor a dormirse.
• Regresión a conductas propias de niños menores: volver a chuparse el dedo, volver a hacerse pipi o caca (enuresis/encopresis)
• Juegos repetitivos o monótonos donde intentan controlar el ambiente.
• Los padres o apoderados constantemente menosprecian al párvul, lo tratan despectivamente o con una disciplina muy dura.
• Los padres o apoderados a cargo parece no importarles lo que pasa o les dicen la educadora o asistentes acerca del niño (a) o se niegan a considerar ayuda que les ofrecen para superar los problemas del menor.

B) SIGNOS DE MALTRATO FÍSICO
Este maltrato pone en peligro la integridad física, mediante el uso de la fuerza, algunos signos que presentan los menores son:
• El párvulo presenta alguna lesión: quemaduras, mordeduras, fracturas, ojos morados, hematomas.
• Le teme al acercamiento o contacto con los adultos, ya sea sus padres u otras personas mayores.
• Miedo y/o llanto cuando llega el papá o mamá a buscarlos ( u otro integrante de la familia)
• Llanto o angustia cuando llega la hora de irse a su casa.
• Cuenta que le han pegado en su casa
• Los padres o apoderados, ante una lesión o traumatismo evidente en el párvulo no tiene una explicación convincente o se enojan ante la pregunta de lo ocurrido.
• Hay antecedentes de violencia entre los adultos de la familia.

C) SIGNOS DE NEGLIGENCIA O ABANDONO
• El párvulo tiene problemas de salud y no recibe tratamiento acorde a su enfermedad
• El menor asiste al jardín frecuentemente sucio o con ropa inadecuada para la estación o sin ropa interior.
• Hay antecedentes de alcoholismo o consumo de drogas en la familia
• El párvulo comenta que frecuentemente se queda solo en casa
• En resumen un descuido intencionado, es decir no atender las necesidades alimenticias, médicas, higiénicas y de protección del párvulo o lactante

D) SIGNOS DE ABUSO SEXUAL INFANTIL
El grado de impacto sobre el niño/a depende de varios factores como quien perpetró el abuso, la cronicidad del hecho, la utilización de fuerza, la personalidad del menor, su edad, sexo, etc. Sin embargo existen algunos signos tales como
• El párvulo tiene dificultades para sentarse o caminar
• Conductas sexuales no esperables para su edad y/o con lenguaje de adultos (refiriéndose a conductas sexuales específicas), dibujos o historias narradas por los propios párvulos donde hacen alusión a acciones sexuales.
• Tiene recurrentemente pesadillas por las noches
• Comienza a hacerse pipi o caca

Es posible encontrar situaciones de abuso sexual sin señales físicas observables, como el relato de un niño/a en que en cuenta a sus tías que “el tío toca poto”, “me tocó poto y me hizo yaya” .En ningún caso se deben revisar los genitales de los párvulos, esto es función de los organismos de salud y porque se podrían alterar señales físicas que son materia de prueba en una eventual investigación.

REVISIÓN DEL CASO POR EL EQUIPO DE TRBAJO
Una vez recibida la noticia o sospecha de maltrato o abuso de niño/a o guagua, la Directora Administrativa y Directora Pedagógica, deberá evaluar las acciones a seguir según el caso. Sin embargo siempre tenemos la obligación ética y legal de denunciar cualquier situación de abuso.

EN CASO DE SOSPECHA
Si es una sospecha, se realizará un seguimiento al niño/a, manteniéndose atentas a las conductas y a cualquier cambio en su comportamiento, en su relación con los pares y la información que el mismo menor pueda entregar. Entrevistar a los apoderados (debe quedar registrado en hoja de entrevista en familia) y denunciar a los organismos pertinentes.

SIGNOS EVIDENTES DE MALTRATO O ABUSO SEXUAL
Si existen signos evidentes, visibles o que permitan sospechar que un párvulo o lactante ha sido víctima de maltrato o abuso sexual, la Directora pedagógica deberá trasladar al menor a al centro hospitalario más cercano. Paralelamente la subdirectora informará a los padres (Ambos) de la situación y acciones tomadas. Se debe solicitar al centro asistencial informe de lesiones constatadas. A su vez, la Directora Pedagógica y Representante Legal se encuentran obligadas a realizar la denuncia a la PDI y/o a Carabineros, asuntos de la familia (Comisaria Nº 48)
Es importante que la educadora o técnico más significativo para el niño/a lo contenga de modo que el párvulo se sienta seguro y protegido. No se debe interrogar al párvulo sobre lo sucedido. La labor del educador es acoger, escuchar y apoyar. Si no se ven signos evidentes, la educadora del nivel junto a la Directora pedagógica deberá entrevistar a los padres, tener al párvulo en observación y hacer seguimiento de su comportamiento y actitudes. La entrevista a los apoderados debe ser en la oficina de Dirección y guardando la mayor privacidad posible por respeto al párvulo. (Debe quedar registro en hoja de entrevista en familia).
En el caso de que algún familiar u otra persona (nana, por ejemplo) relate alguna situación que hacen pensar de abuso sexual o maltrato a algún párvulo, las educadora deben escuchar y acoger a la persona que relata la situación indicándoles la privacidad de la conversación y que se mantendrá al niño(a) en observación. Si la denuncia o sospecha involucra a un miembro de nuestra comunidad educativa se procederá a la suspensión de las actividades, sin perjuicio de su condición contractual.

MEDIDAS GENERALES DE PREVENCIÓN
Con el fin de promover un buen trato hacia y entre los párvulos y lactantes realizaremos estrategias preventivas que eviten la vulneración de los derechos de niños y niñas, tales como:
• Taller de Prevención de maltrato y abuso sexual realizado a los apoderados por nuestra sicóloga de apoyo.
• Coordinar con carabineros o PDI charla a los padres y apoderados.
• Enviar información a las casas (por ej. En folletos) sobre prevención
• Enseñar a nuestros párvulos a través de Juegos sus derechos como niños (as)
• Trabajar con cuentos que se refieran al buen trato de los párvulos.
• En el Temario del año se ha incorporado el tema “cuidando mi cuerpo” para fortalecer el autocuidado en los párvulos.
• Educar a nuestro equipo de trabajo en el manejo del buen trato con los niños/as. Esto a través de talleres con sicóloga.

MEDIDAS ESPECÍFICAS PREVENTIVAS POR ESTAMENTOS
A continuación se detallan medidas preventivas que nos otorgan un marco regulador respecto a la relación que debemos establecer con nuestros párvulos, con los apoderados y el equipo de trabajo con el fin de prevenir abusos y maltratos.

CON LOS PÁRVULOS
Es importante entender el concepto de “jerarquía”, no es “poder” sobre el otro, si no que establecer jerarquías donde la protección sea la base para orientar las potencialidades y cuidado de los párvulos, promoviendo el crecimiento y la autonomía.
La educadora o técnico de una sala no puede dejar a los niños/as de su sala al cuidado, aunque sea por un periodo breve, a personas que no están preparadas para el cuidado y educación de los párvulos. Cada persona fue contratada para cumplir una función.
Por ningún motivo subestimar el relato de un niño/a cuando cuanta lo que le pasa. Nosotros los adultos sabemos que palabras y conductas debería manejar un niño/a a su edad. Cuando los menores están más erotizados respecto a su etapa de desarrollo, si su conducta cambia rotundamente, indica que algo pasa en el mundo interior del menor y es nuestra tarea ayudarlo y protegerlo.

CON EL EQUIPO DE TRABAJO
Contrataciones
El proceso de selección del personal se basa en:
Dos entrevistas con Directora y Directora Pedagógica.
Presentación certificado de antecedentes actualizado a la fecha de la entrevista.
Una vez contratada se entrega manual de convivencia interna y además de Políticas de buen trato y Protocolo de abusos.

EN LAS ACTIVIDADES
Durante la jornada diaria los párvulos de medio menor, mayor y transición irán acompañados al baño, exclusivamente con la educadora o técnico de su nivel, quienes son las únicas autorizadas en el proceso de higiene. Así mismo se realizará con los niños / as de sala cuna.
Las actividades en sala deben ser realizadas con las cortinas abiertas.
Los niños/as que necesiten atención de primeros auxilios por el Paramédico del jardín, este siempre estará acompañado por una educadora o técnico del nivel correspondiente del niño /a y la subdirectora.
Las educadoras y técnicos no pueden cambiarse de ropa delante de los párvulos.
Se cuenta con cámaras de seguridad en las diferentes salas, lo que siempre favorecerá la seguridad de la comunidad educativa y la posible detección de posibles problemas. Si se produce un desperfecto en las instalaciones y se requiere un arreglo inmediato, la persona que concurra a reparar el problema, siempre debe tener una supervisión directa y observable por la subdirectora o Directora pedagógica y no puede haber párvulos en el lugar.
El jardinero viene a nuestro establecimiento los días lunes y martes entre las 17:00 y 19:00 hrs. (En Larrain) y jueves entre las 17:00 y 18:00 (EN Monvel) Horario en el cual no puede haber niños/as en el patio. Si los párvulos fueron entregados a sus padres para el retiro NO pueden permanecer en el patio.

CON LOS APODERADOS
Control de acceso:
Los padres o apoderados de los párvulos de medio menor, mayor y transición no podrán entrar a las salas ni al inicio, ni a la hora de retiro. Deben esperar que su pupilo sea entregado en el Hall de acceso. En el caso de sala cuna podrán ingresar a las salas solo una persona para realizar el ingreso o retiro del niño/a.
En el caso de padres separados o en conflicto familiar, solicitamos que se informe a la Dirección del Jardín para estar al tanto de la situación del niño/a por su bienestar. Lo más importante como Institución es defender los derechos de los niños y niñas de nuestro establecimiento.

 

Descargar Documento