Técnicas para bajar las ‘revoluciones’ y tener un descanso adecuado

Aprender Juntos a relajarnos antes de ir a la cama

No es un secreto que los niños de todas las edades, e incluso los adultos, necesitan relajarse antes de irse a la cama y comenzar una noche de sueño reparador y efectivo.
Es importante Aprender Juntos sobre el Sueño: Nuevos Descubrimientos.
Primero que todo, es importante diferenciar las siestas del sueño nocturno. Las primeras no deben ser en silencio, es decir la casa debe seguir funcionando, la pieza no debe estar oscura, deben durar un tiempo adecuado según la edad de tu hijo, etc. En cambio en la noche sí se deben a comenzar a bajar las luces un poco antes de la hora de dormir, apagar los aparatos electrónicos (TV, tablets, juegos de video, computadores, etc.) y comenzar con la rutina para irse a la cama.

Los niños requieren de una rutina preestablecida, clara y constante

Los horarios deben ser claros y estos deben respetarse lo más posible, incluso en vacaciones, ya que promueve que los niños logren anticipar, avisándoles cuando les quedan 30 – 20 – 10 – 5 minutos para comenzar, debemos evitar negociaciones, gritos y peleas, por lo que una buena técnica es tener un reloj (de arena de 5 minutos por ejemplo, o un timerde cocina) que marque los últimos 5 minutos para comenzar. Al ser constantes con la rutina, ésta será cada vez más fluida y fácil de ejecutar.

Los pasos de esta rutina deben seguirse, podemos jugar y variar en su ejecución dando pequeñas opciones para ejecutarlas:

• ¿Quieres ir saltando o caminando a tomar tu baño?
• ¿Te quieres poner el pijama verde o morado?
• ¿Qué libro quieres leer hoy?
• ¿Cuántos besos de buenas noches quieres, 5 – 10 – 15?

Los niños se sienten más seguros cuando ven que hay alguien en control, aunque a veces traten de probarlos y ‘doblar’ las reglas, SIEMPRE es más tranquilizador que alguien esté al mando.

• Ordenar los Juguetes

Si están jugando, viendo TV o haciendo cualquier actividad; es importante que ordenen los objetos utilizados, promoviendo el desarrollo de la autonomía, responsabilidad, organización, etc.
SIEMPRE debemos ordenar lo que usamos nosotros mismos y no esperar que alguien los recoja más tarde.

• Baño de tina o ducha

Un baño le ayudará a los niños a relajarse. También es un minuto para conversar del día o de lo que van a hacer el siguiente, eso les ayudará a programarse y tener expectativas claras de lo que viene.

• Escoger pijama

Ya hablamos de las opciones, es importante no darles demasiadas; a los niños no se les deben presentar más de dos o tres opciones para elegir (en todo ámbito), ya que los confunde y pierden seguridad de quién está a cargo.
Antes o después del baño es importante pedirles que pongan su ropa sucia en el canasto, o lugar que tengan destinado para ésta; también estaremos desarrollando hábitos de orden, responsabilidad y autonomía al hacerlo y haciéndonos la vida un poco más fácil.

• Hábitos de higiene

Lavarse los dientes, ir al baño o mudarse; dependiendo de la edad de los niños. Por más cansados que estemos NUNCA nos saltemos este paso, después nos arrepentiremos.

• Relajación

Algunos niños son más activos que otros y necesitan aún más técnicas para relajarse antes de irse a la cama. Es por eso que recomendamos #AprenderJuntos con Yoga para antes de dormir, prueben algunas técnicas de respiración y posiciones que los ayudarán a descansar muchísimo mejor.

• Leer cuentos

Hablamos de opciones, acá podemos ser más flexibles, si quieren, los niños pueden elegir el cuento que quieren leer/escuchar, o a veces los adultos. La literatura fortalece lazos entre adultos y niños, fomenta el gusto por leer, aumenta el vocabulario, etc.
¡Sin olvidar que es nuestra parte favorita de la rutina!

• Besos y Abrazos

¿Cuántos besos quieres hoy?
Es hora de despedirnos, es recomendable que nuestros hijos tengan un objeto de apego, como un peluche, ‘tuto’, muñeca, etc. Que los va a mantener acompañados durante la noche, por lo que los dejaremos con él, les daremos los besos y abrazos y…

¡Buenas noches!